Isotipo de la Fundación de Poetas
La Blinda Rosada
ESPAÑA
La lista de la Fundación de Poetas
Poesía española
     
POEMAS
Casida de las palomas oscuras
La guitarra
El poeta
FEDERICO GARCÍA LORCA
(1898 - 1936)
 
   

Nació y murió en Granada, fusilado por el dictador Franco en los comienzos de la guerra civil. Poeta sorprendentemente original y con un sentido musical único que, aún hoy día, continúa inspirando a poetas de habla hispana.
Obras: Libro de Poemas (1921); Canciones (1927); Poema del cante jondo (1931); Llanto por Ignacio Sánchez Mejías (1935).

 
     
 
Casida de las palomas oscuras
Volver al índice de poemas
     
 

Por las ramas del laurel
van dos palomas oscuras.
La una era el sol,
la otra la luna.
"Vecinitas", les dije,
"¿dónde está mi sepultura?"
"en mi cola", dijo el sol.
"En mi garganta", dijo la luna.
Y yo que estaba caminando
con la tierra por la cintura
vi dos águilas de nieve
y una muchacha desnuda.
La una era la otra
y la muchacha era ninguna.
"Aguilitas", les dije,
"¿dónde está mi sepultura?"
"En mi cola", dijo el sol.
"En mi garganta", dijo la luna.
Por las ramas del laurel
vi dos palomas desnudas.
La una era la otra
y las dos eran ninguna.

 

 
     
 
La guitarra
Volver al índice de poemas
     
 

Empieza el llanto
de la guitarra.
Se rompen las copas
de la madrugada.
Empieza el llanto
de la guitarra.
Es inútil callarla.
Es imposible
callarla.
Llora Monótona
como llora el agua,
como llora el viento
sobre la nevada.
Es imposible
callarla.
Llora por cosas
lejanas.
Arena del sur caliente
que pide camelias blancas.
Llora flecha sin blanco,
la tarde sin mañana,
y el primer pájaro muerto
sobre la rama.
¡Oh, guitarra!
Corazón malherido
por cinco espadas.

 

 
     
 
El poeta pide a su amor que le escriba
Volver al índice de poemas
     
 

Amor de mis entrañas, viva muerte,
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita,
que si vivo sin mí quiero perderte.

El aire es inmortal. La piedra inerte
ni conoce la sombra ni la evita.
Corazón interior no necesita
la miel helada que la luna vierte.

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,
tigre y paloma, sobre tu cintura
en duelo de mordiscos y azucenas.

Llena, pues, de palabras mi locura
o déjame vivir en mi serena
noche del alma para siempre oscura.

 

 
     
 

"FE" significa no querer saber la verdad.
FRIEDRICH NIETZSCHE

Cabecera de página