Isotipo de la Fundación de Poetas
La Blinda Rosada
 EDITORIALES
La lista de la Fundación de Poetas
Volver al índice
   
 
Tabaco cubano (Mayo 2000)
 
     
 

Se trata de un balserito de mirada triste y con una historia tan conocida que sería ocioso repetirla. Viene de un pueblo que ostenta el raro privilegio de una dignidad a prueba de 40 años de bloqueo económico-criminal. Pero este niño que soñaba un sueño ajeno, ahora ni siquiera sospecha que su tragedia es el paño con que mezquinos intereses políticos confeccionan banderas. Más allá de los eventuales cuestionamientos político-ideológicos de rigor que le cuadran a cualquier forma de organización humana, Cuba es un estado que se destaca en lo que a salud y educación se refiere, tópicos en los que Estados Unidos apenas si alcanza el umbral de lo imprescindible. Los índices de drogadependencia y de HIV también difieren enormemente de un país a otro con una balanza que se inclina de manera favorable a la isla. Para no hablar del aumento de la criminalidad infantil en las tierras del tío Sam, donde no hace mucho dos criaturitas de escuela primaria aguardaron la salida de sus compañeros y docentes para ametrallarlos a gusto con un arma que los mismísimos serbios echaban de menos en el último conflicto bélico. No se reportan casos análogos en Cuba, ni siquiera en la imaginación de sus opositores más acérrimos. Los principios y costumbres de una sociedad violenta y prepotente engendran individuos violentos y prepotentes. La cultura de Smith & Wesson, Colt y Remington prevalecerá sobre la de Whitman, Dickinson y Frost porque Estados Unidos hace ya mucho tiempo que descubrió que la violencia es mejor negocio que la poesía. El propio Elián fue rescatado de las garras de sus parientes-buitres en la pequeña Habana de los gusanos, con un operativo militar que movilizó a 138 agentes federales armados hasta los dientes allí donde una sola maestra jardinera hubiera bastado. Algún día Elián evaluará si el naufragio que sufrió por la irresponsabilidad de su madre, lo expuso a un peligro mayor que su rescate dirigido por la irresponsabilidad del gobierno norteamericano.
El balserito ya es bandera. Es la bandera de la niñez desprotegida en medio de un mundo violento e irresponsable.

 
     
 
El director
 
     
 

Esperar es desmentir el futuro.
E. M. CIORAN

Cabecera de página